Categorías
Sin categoría

El descenso del río Sella: Historia y empresas de canoas

El Descenso Internacional del Sella es uno de los eventos deportivos más importantes del mundo en cuanto a bajada de ríos se refiere. La también conocida como Fiesta de las Piraguas es todo un evento lúdico – deportivo que congrega cada año a miles de personas. Arriondas y Ribadesella se visten de gala cada primer sábado de agosto. 

Historia de una excursión

Todo sucedió en el verano de 1929 cuando Dionisio de la Huerta tuvo la genial idea de recorrer el río Piloña en piragua durante sus vacaciones en su casa familiar de Coya. Esta ocurrencia le gustó tanto que, posteriormente, convenció a un grupo de amigos para que le acompañaran a descender el río Sella desde la localidad de Arriondas. Toda una aventura que duró 7 horas para recorrer tan solo 14 kilómetros. A lo largo de este primer Sella sucedieron multitud de anécdotas y paradas, por ejemplo, para vaciar la piragua de agua. También hubo tiempo para disfrutar de un buen bocadillo a la orilla del río. Mientras tanto, otro grupo de amigos seguían las vicisitudes del resto desde un autocar por la carretera que enlaza Arriondas y Ribadesella. Aunque en esta ocasión no pudo completar el trayecto completo, sería en 1930 cuando Dionisio lo volvería a intentar desde Coya hasta Arriondas para llegar finalmente hasta Ribadesella en 1931.

Sin saberlo estas pequeñas peripecias convertirían a Dionisio de la Huerta en el fundador del Descenso Internacional del río Sella. De hecho, en el año 1932 se ubicaron de manera definitiva la salida en Arriondas y la meta en Ribadesella, respectivamente. Fue, precisamente en este año cuando tuvo lugar la primera edición de carácter competitivo del descenso del Sella. A él acudieron 13 palistas procedentes de Gijón, Oviedo, Infiesto y Ribadesella. 

No sería hasta el año 1951 cuando el descenso del río Sella contó con la presencia de piraguistas internacionales originarios de Francia, Italia y Portugal. Pero no fue hasta el año 1955 cuando por primera vez se inscribe un equipo de palistas procedente de otro continente (Cuba – América del Norte). Con el paso del tiempo esta prueba fue adquiriendo más prestigio. En la actualidad, su participación supera el millar de palistas, con cifras de inscritos que aumentan año a año. 

La Fiesta de las Piraguas

En torno al Descenso Internacional del Sella tiene lugar todo un acontecimiento social de carácter festivo. La conocida como Fiesta de las Piraguas incluye todo aquello que tenga que ver con la “Folixa” asturiana. La desbordada imaginación de Dionisio de la Huerta, promotor del Descenso del Sella, ha logrado crear todo un espectáculo lleno de color y originalidad alrededor de esta prueba deportiva. Todo ello, ha convertido a este evento en toda una Fiesta de Interés Turístico Internacional

Y es que el Descenso del Sella es mucho más que una competición. Las ideas se gestan en torno a una fiesta que incluye un tren fluvial, gigantes y cabezudos importados por Dionisio desde Barcelona y muchos collares de flores de la India. El primer tren fluvial para la Fiesta de las Piraguas salió desde Infiesto en 1945. A este le siguieron otros trenes que partieron desde Oviedo. Un buen sellero sabe que para ir bien vestido a esta celebración el atuendo debe incluir la montera picona, el chaleco y un collar de flores. 

Cada primer sábado del mes de agosto tiene lugar esta gran celebración. A primeras horas de la mañana llegan a Arriondas tanto participantes, como aficionados y turistas. A las 11 hace aparición el tren fluvial que da el pistoletazo de salida a bandas de gaitas, charangas, gigantes y cabezudos. Todos juntos inician un desfile por la calle principal de Arriondas hasta el puente sobre el Sella de Emilio Llamedo. Finalmente, a las 12 en punto de la mañana se da la multitudinaria salida a las miles de piraguas alineadas a la orilla del río mientras suena el tan emocionante Asturias Patria Querida. En ese momento, empiezan los 20 kilómetros de descenso con los que cuenta esta prueba deportiva. El río se llena de palistas luchando por llegar hasta la meta en Ribadesella. Por el margen izquierdo del Sella, el tren fluvial avanza con todos los romeros selleros dentro. Por otro lado, una gran caravana de coches, motos y otros vehículos anima a todos los participantes desde la carretera. El puente de Dionisio de la Huerta aguarda ansioso a los ganadores de la prueba que, posteriormente, dan la vuelta hasta los Campos de Oba, en Llovio para degustar una suculenta comida campestre al compás del sonido de las gaitas y los bailes regionales. 

Empresas de canoas para bajar el Sella

El Descenso Internacional del Sella se lleva celebrando desde hace más de 90 años. Este gran éxito ha promovido la aparición de numerosas empresas de canoas en torno al río. Estamos seguros que este artículo ha despertado tu curiosidad. Por este motivo, hemos preparado para ti una lista donde podrás encontrar diferentes opciones para bajar el Sella. 

Cómo y cuándo es mejor bajar el Sella en piragua

Lo cierto es que la gran mayoría de personas prefiere hacer el descenso del Sella en verano para disfrutar del sol y las altas temperaturas. Sin embargo, la gran afluencia de gente satura el cauce del río y lo llena de piraguas por todas partes. Si quieres vivir una experiencia inolvidable, te recomendamos que escojas meses que no sean tan turísticos. El otoño y la primavera también son buenas opciones para bajar el Sella disfrutando de sus bellos paisajes. En esta época el caudal del río es mucho mayor y la afluencia de gente bastante menor. Que no te preocupe pasar frío, porque en Asturias puedes helarte también en verano, o pasar calor en otoño. Es una climatología impredecible. 

En cuanto a la equipación para bajar el Sella lo más adecuado es llevar un bañador en verano o un traje de neopreno para los meses con temperaturas más bajas. El calzado ha de ser resistente y a ser posible de atar. Ten en cuenta que seguro que te tiras al agua o tienes que salir del río para comer y relajarte. Las piedras y los troncos podrían amargarte la experiencia si haces el descenso del Sella en chanclas, por ejemplo. Tampoco debes olvidar la crema solar, una toalla, así como el teléfono móvil. Esta es una actividad de bajo riesgo que incluso se puede realizar con niños y mascotas. Su precio ronda los 20 € para adultos y los 12 € para los peques. 

Por último, te aconsejamos que hagas el descenso del Sella por la mañana. Esto te dejará el resto del día libre para poder disfrutar tanto de Arriondas como de Ribadesella. Especialmente, del pueblo Cuevas del Mar, al que accederás por una cavidad natural en la roca de 300 m de longitud que pondrá la guinda final a un día redondo. 

Categorías
Sin categoría

Las Mejores Sidrerías de Ribadesella

Asturias es tierra de sidra. Suele decirse que puedes conocer la tierrina de “culín en culín” sin perder el horizonte. La sidra ya era una bebida muy conocida en toda la península Ibérica. De hecho, existen documentos de los siglos VIII y IX que avalan esta afirmación. Refrescante, diurética, ligeramente embriagadora, social y colectiva. Así es la sidra asturiana. Un elixir que seguro te abrirá el apetito. 

La sidra, símbolo de identidad de los asturianos

El zumo fermentado de los mejores manzanos es el resultado de un proceso artesanal que ha ido pasando de generación en generación. Tal es así, que esta bebida regional ha sido propuesta para ser declarada Patrimonio de la Humanidad. Aunque la sidra no es exclusiva del Principado, sí que podemos decir que lo es su escanciado. Esta técnica a brazo alzado sirve para activar y potenciar todas las propiedades del conocido como “culín o culete”. De hecho, una de las cosas que más admiran los turistas es dejarse deleitar por el espectáculo de ver caer el chorro de sidra que finalmente termina rompiendo en el borde del vaso. 

Algunos historiadores aseguran que la sidra ya era conocida por los hebreos, los egipcios y los griegos. Sin embargo, no existen documentos que certifiquen con seguridad este dato. Es en el siglo VIII cuando aparecen los primeros documentos oficiales del antiguo Reino de Asturias donde se hace referencia al cultivo de manzanas en los pomares. 

En la actualidad, la sidra asturiana no solo se considera una bebida regional, sino también parte imprescindible de la cultura y folklore asturianos. Beber sidra es todo un acto social. Las “espichas” son las reuniones asturianas más comunes donde la sidra es la gran protagonista. Directamente de la barrica o escanciada de la botella al vaso, esta tradición milenaria sigue viva hoy día a pesar de la aparición del escanciador eléctrico. 

Si estás por la zona y quieres probar el sabor único de esta bebida, no puedes dejar de pasarte por las mejores sidrerías de Ribadesella. Rincones únicos en los que podrás saborear la gastronomía tradicional asturiana acompañada de la magia y sutil embriaguez de la sidra. 

Sidrerías recomendadas en Ribadesella

Sidrería el Tarteru

Si eres de buen “yantar” tienes una visita obligada a la sidrería el Tarteru. Aquí la comida es abundante a la par que deliciosa. Ubicada en la Calle Marqueses de Argüelles 5, con terraza y buen servicio. 

Sidrería La Guía

A los amantes de la comida casera y la buena gastronomía os recomendamos la sidrería La Guía. Cachopo, fabada, navajas, pastel de cabracho… Todo ello, regado con la mejor sidra de la región. Ubicada en la Calle Palacio Valdés, 5. 

Sidrería Carroceu

Al lado del muelle y con vistas a la playa está la sidrería Carroceu. Un lugar donde poder degustar la típica sidra asturiana acompañada de platos y raciones propias de la gastronomía de la región. Ubicada en la Calle Marqueses de Argüelles, 23.  

Sidrería Rompeolas

En pleno centro de Ribadesella encontrarás esta sidrería con excelente calidad-precio y un comedor interior con techos de cristal y mucho encanto. Aquí su especialidad son las carnes a la parrilla. Una muestra de la cocina asturiana con un toque diferente que siempre se agradece. Ubicada en la Calle Manuel Fernández Juncos, 11. 

Sidrería El Puerto

Desde el año 2016, esta sidrería disfruta de un local totalmente renovado. En “El Puerto” son especialistas en pescados y mariscos del día, recién traídos de la lonja de Ribadesella. Nada como acompañar una buena mariscada con la mejor sidra del Principado de Asturias. Ubicada en la Calle Marqueses de Argüelles, 31.

Sidrería La Portiella

Esta sidrería cuenta con una ubicación rural muy especial, el pueblo de Tereñes. La Portiella se encuentra en la parte occidental a 3 km del centro de Ribadesella. En plena ruta de los dinosaurios y rodeada de un paisaje único con vistas al mar Cantábrico y a la Sierra del Sueve. Su merendero y mirador al aire libre convierten a este lugar en el sitio perfecto para degustar sus tapas variadas y paellas por encargo. Todo ello, siempre acompañado de la mejor sidra asturiana. 

Y para bajar la “fartura” nada como un buen paseo por la zona. Déjate caer por el pueblo de Cuevas del Agua y descubre un entorno mágico que no podrás olvidar. 

Categorías
Sin categoría

Distancia Ribadesella Llanes

Asturias es una región que nos va sorprendiendo a cada paso. Una vez que llegamos a un lugar su belleza nos invita a visitar otros rincones cercanos. Este es el caso de Ribadesella, una preciosa villa marinera rodeada de multitud de destinos turísticos. Por ejemplo, Llanes. Un precioso concejo situado en el oriente asturiano, cerca de los Picos de Europa y al borde del mar Cantábrico. La distancia que separa Ribadesella de Llanes puede salvarse de dos maneras:

  • Por la A – 8 (24, 66 km) 23 minutos de duración. 
  • O bien por la carretera AS – 263 y N – 634 (31 km) 27 minutos de duración. 

Esta excursión por el litoral oriental de Asturias te invitará a conocer otros lugares a su paso. Preciosas playas, impresionantes montañas al fondo, rías, acantilados y bufones serán toda una tentación. A lo largo del trayecto que separa Ribadesella de Llanes podrás parar en pueblos como Pría, Gulpiyuri, Torimbia, San Salvador de Celorio, Barro, Niembro, Cuevas del Mar y Nueva de Llanes. Preciosos rincones del paraíso astur que no te dejarán indiferente a su belleza. 

Una vez llegado a tu destino, te recomendamos que saborees esta preciosa villa con todos tus sentidos. Llanes es un pueblo que encierra una enorme belleza en su casco antiguo. Paseando por sus calles no dejes de visitar la basílica de Santa María del Conceyu. Uno de los pocos ejemplos del gótico en Asturias. 

De igual modo, una de las paradas obligatorias en Llanes es su puerto pesquero. Allí los Cubos de la Memoria de Agustín Ibarrola se mantienen imponentes ante el azote del mar. Una de las mejores manifestaciones de arte público que puedas admirar a través de la contemplación armónica de sus formas y colores que cambian según el momento del día. 

Continúa el paseo por la calle Mayor de Llanes y el paseo del mirador de San Pedro. Desde allí tendrás una excelente panorámica del paisaje asturiano en todo su esplendor. Acantilados, montañas, el verde de los prados y al fondo, el azul del mar. Su encanto es tal que hasta el mismísimo director de cine Garci no se pudo resistir a sus encantos en su película “Historia de un beso”. 

Si tu viaje incluye vuelta a Ribadesella recuerda que esta villa marinera siempre te estará esperando con su aroma inconfundible a mar y río, así como su gastronomía extraordinaria que podrás degustar en la Sidrería Rompeolas. Aquí podrás sentir Asturias a través de todos y cada uno de sus platos. En pleno casco histórico de Ribadesella un lugar diferente con auténtica parrilla de carbón de encina.  

Con vistas al puerto de Ribadesella está el Restaurante El Campanu. Un rincón privilegiado especializado en pescados y mariscos del Cantábrico. Sin duda, toda una experiencia gastronómica para el paladar. 

Y finalmente, no podemos dejar de mencionar otro lugar con ingredientes de la tierra y el mar. El Restaurante La Huertona. Aquí podrás disfrutar de una carta con productos frescos y de temporada, así como de un delicioso menú degustación a buen precio. 

Porque Ribadesella es el rincón de Asturias que te está esperando y en donde a tan solo 4.9 km tienes uno de los pueblos con más magia que te puedas imaginar. Cuevas del Agua cuya única vía de comunicación y acceso es una impresionante cavidad natural de 300 metros de longitud dentro de la montaña. El propio río ha sido el que con el paso de los años ha ido erosionando los materiales calcáreos y formando preciosas paredes con columnas, coladas, estalagmitas y estalactitas de gran valor para su ecosistema. 

Categorías
Generales Sin categoría

Oficina de Turismo Ribadesella

La Oficina de Turismo de Ribadesella es un organismo municipal que brinda al visitante un servicio de acogida e información todo el año en los siguientes tramos horarios:

Julio y Agosto

10.00 a 14.00 hrs.

16.00 a 19.00 hrs.

Resto del año

Martes a sábado: 

10.00 a 14.00 hrs.

16.00 a 18.30 hrs. 

Domingos: 11.00 a 14.00 hrs.

Lunes: Cerrado. 

Su ubicación se encuentra en el Paseo Princesa Letizia de Ribadesella. 

Si quieres encontrar con más detalle sugerencias turísticas de la zona, no dudes en acudir a la Oficina de Turismo riosellana. Sus servicios principales son:

  • Información turística presencial y en origen.
  • Atención de consultas telefónicas.
  • Atención de consultas por escrito, vía correo postal y electrónico (info@ribadesella.es)
  • Información de la oferta turística del municipio y del Principado de Asturias.
  • Información de servicios (transportes, bancos, etc.)
  • Servicio de informadores turísticos en calle durante los meses de julio y agosto.
  • Venta de entradas a eventos que organice el Ayuntamiento de Ribadesella.
  • Información de Alojamientos, restaurantes, turismo activo, ocio, etc.

Todos estas ayudas son ofrecidas al turista en varios idiomas, ya que la Oficina de Turismo de Ribadesella posee una carta de servicios en castellano, inglés y francés. 

El objetivo principal de este organismo municipal es la satisfacción total de las necesidades del usuario. Todo ello, a través de una atención esmerada y un cuidado máximo de los detalles. Hoy día, la Oficina de Turismo de Ribadesella sigue apostando por la Calidad de todo lo que implica a nivel turístico una visita a la villa (cultura, gastronomía, ocio…) Te damos la bienvenida a un pequeño trozo de este paraíso que es Asturias y esperamos que disfrutes mucho de tu estancia.

Categorías
Sin categoría

Distancia Gijón – Ribadesella

La ruta que une Gijón con Ribadesella es una de las más bonitas y turísticas que se pueden realizar en Asturias. Tienes la opción de ir directamente por la A-8 dirección Villaviciosa/Santander y tras 49.4 kms coger la salida 326 hacia Pando/Bones/Ribadesella Oeste. 

O, por el contrario, si te gusta disfrutar del paisaje, así como de los pueblos que te vas encontrando por el camino, solo has de tomar la N – 632 durante unos 62 kms. A lo largo de este recorrido puedes hacer parada en los siguientes lugares:

  • El Puntal de Villaviciosa: una zona preciosa para pasear, así como para disfrutar de las hermosas vistas que nos ofrece su Reserva Natural. El Puntal de Villaviciosa destaca por su gran arboleda y pequeño arenal situado al margen derecho de la ría. Su acceso por carretera es muy fácil y está bien indicado. Desde su maravilloso paseo podréis disfrutar además de las vistas de Rodiles y Misiego. 
  • Lastres: este es el pueblo al que no se pudo resistir el Doctor Mateo. Popular serie de televisión emitida por Antena 3 entre los años 2009 y 2011. Su éxito lanzó a la popularidad a esta villa marinera de vistas impresionantes. Lastres es conocido por ser uno de los pueblos más bonitos de toda España desde el año 2014. Su estampa portuaria enamora a propios y a extraños. Desde su escalonada ladera se pueden observar los barcos pesqueros en el puerto. Sus calles estrechas y angostas parecen contarnos un cuento mientras las casas cuelgan hacia el abismo. En la actualidad, la tradición pesquera de Lastres sigue vigente. Su popular subasta en la lonja de pescado atrae a compradores de toda la región. Lastres también ha sido declarado como Conjunto Histórico. Su Torre del Reloj, sus casonas y palacios no te dejarán indiferente. 
  • Colunga: esta es una preciosa villa de playas que combinan con el verde de sus prados y las historias de dinosaurios. Colunga ofrece al turista todo un mar de posibilidades. Desde el Museo Jurásico hasta la imponente playa de la Griega. Una parada obligatoria para todos los amantes del Paraíso Natural. 
  • El Fito: saliendo de Colunga dirección Ribadesella podemos desviarnos para subir al Mirador del Fito. Un impresionante lugar desde el cual no solo se puede visualizar toda la costa asturiana en días despejados, sino también la belleza de la Sierra del Sueve en todo su esplendor. Esta es una carretera sinuosa en la que se celebra anualmente uno de los rallyes más importantes de todo el Principado. La Subida Internacional al Fito se celebra desde 1970 y cada año reúne a multitud de amantes del motor. Una vez en el mirador del Fito tienes la opción de llegar hasta Arriondas continuando por la carretera AS – 260. 
  • Arriondas: llegamos a la cuna del Descenso Internacional del Sella. Un pequeño pueblo asturiano rodeado por completo de montañas. Este es un enclave perfecto para los amantes de los deportes de aventura y las actividades al aire libre. En sus proximidades podrás encontrar los Picos de Europa, Cangas de Onís, Covadonga y Piloña. Desde aquí tan solo tendrás 17 km hasta Ribadesella por nacional. 

Lo cierto es que este viaje te llevará por una serpenteante carretera de curvas y bellos paisajes. Aprovecha la oportunidad que te brinda la distancia que separa Gijón de Ribadesella para conocer un poco mejor Asturias. 

Una vez en tu destino no te olvides de visitar lugares tan recomendables como la Cueva de Tito Bustillo o el pueblo de Cuevas del Agua al cual accederás por una magnífica apertura natural en la roca de unos 300 metros. 

Y recuerda que para llegar a Ribadesella desde Gijón también puedes hacerlo en tren o en ALSA. 

Categorías
Asturias Ribadesella Sin categoría

Fiestas en Ribadesella que no te puedes perder

Ribadesella es un pueblo costero con su propio folclore tradicional. Prueba de ello son las numerosas y variadas fiestas que tienen lugar en la villa y sus alrededores a lo largo de todo el año. Quedas invitad@ a disfrutar de momentos inolvidables en cualquier momento porque a cada estación le corresponde una festividad. ¡Vamos a descubrirlas junt@s!

FIESTAS DESTACADAS EN RIBADESELLA

Febrero – Carnaval. 

Pasadas las fiestas de Navidad en las que siempre te puedes pasear por los mercados tradicionales y artesanos de la zona, llega el Antroxu o Carnaval. A lo largo de estos días los desfiles por las calles riosellanas tiñen de color y diversión el ambiente. Desde la plaza de Abastos comienza una caminata sobre las 21.30 hrs que finaliza con una verbena amenizada por una orquesta de renombre. 

El martes día de carnaval es el momento de que los más pequeños luzcan sus disfraces. A partir de las 5 de la tarde se celebra un concurso infantil con una gran fiesta de juegos, hinchables y espectáculos para niños en directo. A las 20.00 hrs tiene lugar el conocido entierro de la sardina acompañado de comparsa y fuegos artificiales. 

Un dato curioso sobre estas fiestas es que en los años 20 y durante la República, el Antroxu en Ribadesella era famoso en toda la región asturiana. Los bailes de máscaras se celebraban por aquel entonces en tres salones de manera simultánea y las calles del pueblo estaban repletas de vehículos foráneos. La posguerra puso un punto y a parte en la celebración del Carnaval riosellano que, con la democracia, volvió a alegrar la vida del pueblo con sus disfraces. Hoy día, el centro de esta festividad se encuentra localizado en una carpa instalada en la Plaza Nueva. Allí es donde tienen lugar todo tipo de actividades y concursos. 

Marzo o Abril – Semana Santa.

Dependiendo de cuando se celebre el Carnaval se establecerán las fechas oficiales de la Semana Santa. ¿Por qué? El Carnaval tiene mucho que ver con la Cuaresma, siendo el periodo que comprende los tres días anteriores al miércoles de ceniza y día en el que empieza la cuaresma en el calendario cristiano. Por lo tanto, han de pasar exactamente 40 días entre una festividad y otra. 

Desde comienzos del siglo XIX ya hay constancia de la existencia de cofradías y procesiones de Semana Santa en Ribadesella. No obstante, estas celebraciones dejaron de existir durante al menos 50 años. Ya recuperadas se puede disfrutar de una Semana Santa en la villa de lo más laica. Uno de los momentos más emotivos de estas fechas es el conocido Viacrucis nocturno a lo largo del muelle. Las antorchas iluminan el recorrido al tiempo que su luz se ve reflejada en las aguas de la ría. Asimismo, el Viernes Santo se celebra una carrera de caballos y carros del país en la playa de Santa Marina. Un auténtico espectáculo que cuenta con numerosos visitantes durante esos días de vacaciones. Miles de personas se congregan en el muro de este arenal para verlo convertido en un verdadero hipódromo improvisado. 

Junio – San Juan

El 24 de junio es una fecha muy especial para la tradición astur. La noche de San Juan tiene un sabor muy especial con la veneración de las aguas, los bailes o danza prima alrededor del fuego, los conjuros y las leyendas típicas de la mitología asturiana. 

En Ribadesella esta festividad se celebraba antiguamente en el barrio del Portiellu, alrededor de la fuente aún presente en la zona. En la actualidad, esta celebración se ha trasladado al prado de San Juan donde las parrilladas y las paellas alimentan una noche en medio de la ría y con la luz de una impresionante hoguera en la que quemar toda la negatividad acumulada.  

Esta es una fiesta muy importante para los riosellanos. San Juan es para ellos varias cosas a la vez. Una isla artificial sobre el Sella, una mesa llena de comida y amenizada con sidra y gaitas y una monumental hoguera que se enciende cada año puntualmente a las 12 de la noche. Más de 3.000 personas de toda la comarca se acercan todos los meses de junio a contemplar dicho espectáculo. Una tradición que, sin duda, gana adeptos año tras año. Y es que la noche más corta se convierte en toda una cita gastronómica en la que los espíritus silban al compás de las conversaciones que se mantienen hasta bien entrada la madrugada.  

Julio – Nuestra Señora de Guía

El verano en Ribadesella comienza con las fiestas de la Virgen de Guía. Aunque la patrona de Ribadesella es la Magdalena, la Virgen de Guía, patrona de los marineros, tiene mucho protagonismo en la villa. La Cofradía de Pescadores es la encargada de organizar esta fiesta a comienzos del mes de julio. Esta festividad comienza con una novena nueve días antes de la festividad en la ermita de Guía. La víspera de esta fiesta, a las diez de la noche, los pescadores bajan a la virgen por la ladera del monte Corveru al ritmo de los repiques de campana que se rompen por el estruendo de los voladores y la sirena de la lonja. Al día siguiente, la Virgen de Guía es llevada en procesión marítima en recuerdo de los antiguos ritos de culto al mar. Los pescadores y la Danza de Arcos son los encargados de acompañar la imagen de la Virgen por su paseo costero. Esta festividad culmina con una misa cantada en la capilla al día siguiente, así como con múltiples actividades infantiles. Todo un recordatorio a la importancia de la cultura marinera para los riosellanos. 

Julio – Fiestas del Pez Abeu

60 años se han cumplido desde la primera de estas ancestrales fiestas tradicionales en las que se mezcla el folclore más popular con la gastronomía más típica de la zona. Esta fiesta destaca por su carácter primitivo en el que el hombre, armado de caña y troncos, se sienta en la orilla del río a pescar y beber vino. Por este motivo, en la actualidad, el pedral de Tereñes se ha convertido en el lugar perfecto para comer, beber y cantar. Todo lo que se pesca ese día se cocina en improvisados fogones de roca con un poco de aceite, sal y acompañados de pan frito. El fin de fiesta lo marca una pausada subida al pueblo de Tereñes a lo largo del acantilado y con varias paradas para calmar la sed a golpe de bota de vino. 

Agosto – Descenso Internacional del Sella

La conocida como fiesta de las piraguas tiene lugar cada primer sábado del mes de agosto. Este evento de reconocimiento mundial conlleva una fiesta que va más allá de la prueba deportiva. Estamos ante una fiesta folklórico – deportiva declarada de Interés Turístico Internacional a la que acuden miles de personas cada año. La fiesta que acompaña al río empieza a primeras horas de la mañana. Ese es el momento en el que los trenes fluviales salen desde Ribadesella y Oviedo hacia Arriondas. 

A las 11 de la mañana, tiene lugar uno de los momentos más divertidos de toda la jornada. Se trata de un desfile multitudinario con tintes carnavalescos de cientos de personas caminando o a bordo de engalanados artilugios que pretenden recorrer la carretera que une Arriondas con Ribadesella y que transcurre paralela al río Sella. 

Antes de las 12 del mediodía, ya se puede ver cómo los piraguistas esperan ansiosos en la orilla hasta escuchar el pistoletazo de salida.  Ver cómo más de mil piraguas se lanzan al río es un espectáculo impresionante. En la línea de meta ubicada bajo el puente de Ribadesella la expectación es máxima. Por la megafonía se puede escuchar qué deportistas van en cabeza o si, por el contrario, la victoria va a ser cuestión de tan solo un palmo de ventaja. Una vez finalizada la prueba, los deportistas y los romeros se desplazan en tren o por carretera hasta los Campos de Ova, lugar donde se celebra una gran comida campestre. Pero el Sella no termina aquí. La noche del fin de semana se desborda con miles de jóvenes ávidos de fiesta. Otra especie de carrera en la que los más fiesteros luchan por aguantar despiertos hasta el día siguiente. 

Agosto – Fiesta del Quesu

Lo cierto es que la fiesta de las piraguas no se lleva todo el protagonismo del mes de agosto. El 9 de este mes en el pueblo de Cuerres tiene lugar la conocida fiesta de San Lorenzo y el Festival del Queso. Esta es una de las citas ineludibles para los principales elaboradores de queso artesano del Oriente de Asturias. Comarca considerada como la mayor quesera de Europa. Gamoneu, Picón, queso de cabra de Vidiago y de Pría, queso Cabrales… Esta es una oportunidad única de saborear el ambiente de una merienda campestre como las de antes. Alrededor de una tonelada de queso es lo que se llega a vender cada año en este mercado tradicional. El recinto ferial y el entorno de la iglesia parroquial se convierten en improvisados restaurantes que hacen la boca agua a todo el que se acerca por allí. Todo ello amenizado por la orquesta que cierra las fiestas con una popular verbena. 

Agosto – Santa Marina

En este mes también tiene lugar otra festividad que no podemos dejar de reseñar. Se trata de Santa Marina. Una celebración que antiguamente tenía lugar en la capilla de la playa y donde se acudía en lancha. En la actualidad no existe la capilla, pero la fiesta ha logrado ser relanzada por los veraneantes y hoy día se celebra de manera muy similar a la fiesta de la Virgen de Guía. Es decir, con procesión marítima de la imagen acompañada por los pescadores y los grupos folklóricos de la zona. 

Septiembre – San Miguel

Esta es una festividad muy popular que se inició allá por el año 1968 en el barrio de Cobayu. Con el paso del tiempo la fiesta de San Miguel se ha convertido en una de las más aclamadas en todo el concejo. Sus puntos fuertes son su torneo de fútbol sala, su singular y no por ello menos importante descenso del sella desde Arriondas y hasta Cabayu, una misa de campaña, concursos de baile, etc. Todo ello acompañado, como no podía ser de otra manera, de una espicha popular y un ágape típicamente asturiano con sidra, huevos duros y otros manjares típicos de la zona. 

Y para finalizar, no te puedes perder la fiesta de Santiago en el pueblo de Cuevas del Agua en el mes de julio. Una romería tradicional en la que se organiza una parrillada amenizada por una gran verbena. Todo ello, en un entorno único que solo se puede comparar a la belleza y majestuosidad de la Cuevona que hace de entrada natural hacia este increíble pueblo. 

Categorías
Asturias Ribadesella Sin categoría

Que Día es el mercadillo de Ribadesella

Los miércoles es día de mercadillo en Ribadesella

Para los riosellanos el miércoles no es un día cualquiera. Desde bien temprano la Plaza Nueva y sus calles adyacentes (Calle Gran Vía de Agustín Argüelles) se llenan de puestos de venta ambulante al aire libre. Verduras, frutas, flores, productos textiles, antigüedades, artesanía… hacen del “mercau” de Ribadesella una cita obligada para turistas y curiosos. Este es el lugar perfecto no solo para comprar, sino también para mantener amenos encuentros con vecinos y conocidos. 

Historia del Mercadillo de Ribadesella

Antiguamente los puestos de este singular zoco se distribuían frente a la Parroquia o Plaza Vieja. Este era un espacio habilitado para el mercado, así como para las asambleas vecinales desde el siglo XIII. El gran movimiento que se registraba en el puerto local y su importante actividad mercantil registrada en él a principios del siglo XX fue lo que propició que la plaza comercial de Ribadesella fuese una de las más prestigiosas de todo el norte de España. De hecho, gentes de las comarcas colindantes se acercaban cada semana a sus mercados semanales para hacerse con productos de primera calidad. 

Hoy día, estas calles empedradas siguen albergando la magia del regateo. Todos los miércoles, especialmente en verano, el mercadillo de Ribadesella cuenta con la visita de cientos de visitantes ansiosos por curiosear, comprar y pasear por un “mercau” repleto de siglos de tradición. 

Gastronomía asturiana al alcance de todos

Una de las cosas que más llama la atención de este mercadillo es su gran variedad en productos gastronómicos de la tierra. Aquí los turistas pueden hacerse directamente con huevos de casa, frutas recién recolectadas, quesos asturianos, legumbres de la tierra, dulces artesanales, etc. Un amplio espectro de sabores y colores se abre ante el visitante ofreciendo a su exquisito paladar todo un suculento manjar de productos de calidad sin aditivos ni conservantes. 

No es de extrañar entonces que el mercadillo de Ribadesella cuente con una clientela fija que todos los años acaba por visitar sus puestos. Aquí las cosas se siguen haciendo como antaño. Los comerciantes siguen dejándose la garganta para cantar los productos del día, mientras que los compradores se divierten utilizando la técnica del regateo para garantizarse el mejor precio. ¡Imposible pasar de largo!

Muy cerca del mercado se encuentran el puerto pesquero y deportivo de Ribadesella. Un lugar increíble para pasear tranquilamente y desde el cual se puede obtener una espectacular vista de esta villa marinera. Te recomendamos que aproveches el día para seguir descubriendo rincones preciosos de Ribadesella. Como, por ejemplo, el Mirador de la Atalaya de El Franco. Un ascenso algo agreste, pero que sin duda merece la pena. Desde allí podrás observar una de las mejores vistas de la costa astur-gallega. 

Las ferias artesanas de Ribadesella

Ribadesella es una villa repleta de gran tradición artesanal. A lo largo de los meses de verano tienen lugar diversas ferias entre las que destacan:

  • La Feria de Artesanía (Julio).
  • La Feria de Quesos Artesanos (Julio). 
  • La Feria del Azabache (Julio). 
  • La Fantabulosa Feria del Libro Itinerante (Agosto). 

Estos eventos se completan con dos mercados, uno medieval y otro de artesanía y gastronomía, en septiembre. Sin duda, no puedes dejar de visitar Ribadesella y sus mercados. En ellos descubrirás todo el encanto de una tierra que sigue manteniendo el amor por las tradiciones más ancestrales. Y para terminar un día redondo siempre puedes visitar las Cuevas de Tito Bustillo. El arte rupestre mejor conservado y declarado Patrimonio de la Humanidad desde el año 2008. Once conjuntos artísticos datados de los años 22.000 al 10.000 a. de C. que no te dejarán indiferente.