Las Casas Del Valle

Covadonga está considerado como uno de los tesoros mejor escondidos de Europa. La Basílica de Santa María la Real de Covadonga, su maravilloso Santuario incrustado en la roca y el impresionante Parque Natural de Picos de Europa con sus lagos glaciares, conforman el escenario perfecto para el visitante. Todo este conjunto de increíbles sorpresas de la naturaleza hacen de este enclave uno de los lugares de peregrinación más importantes de España. Hay muchas maneras de venerar a la Santina, patrona de todos los asturianos. Y una de ellas es realizando un peregrinaje sobre dos ruedas. Esto es todo lo que necesitas saber para subir a los lagos de Covadonga en moto. 

Ruta en moto a los lagos de Covadonga

Rodar en moto hasta los lagos de Covadonga es una de las escapadas favoritas de los moteros del Norte. Cada año, son muchos los que se aventuran por esta sinuosa carretera que comienza en Cangas de Onís y que les conduce hasta un verdadero descubrimiento natural en pleno Parque de Picos de Europa. 

Para llegar hasta Covadonga tenemos que coger la N-625 hasta Cangas de Onís. Merece la pena pasar con la moto por el interior de este precioso pueblo, para contemplar al paso la maravillosa estampa de su puente romano con la Cruz de la Victoria suspendida en el aire sobre el río Sella. Esta es solo una réplica, pero su imagen impresiona igual que la auténtica que se halla guardada en la Cámara Santa de la Catedral de Oviedo. 

Continuamos la ruta hacia Covadonga por la AS-262. Una carretera muy “prestosa” llena de curvas. No tengas prisa por subir, ya que el verde paisaje de alrededor es una auténtica maravilla. Una vez en Covadonga, y antes de llegar al Santuario, verás una pequeña rotonda que indica el camino para emprender el ascenso a los lagos. Esta carretera de tan solo 14 km nace en el Real Sitio para llevarte en primer lugar al lago Enol. Un lago de origen glacial que se encuentra a unos 1.070 metros de altitud aproximadamente y está ubicado, exactamente, en el Macizo Oriental; entre el Pico Mosquital, la Porra de Enol y el Cerro de Sobornín. Lo cierto es que este lugar conforma una zona de media montaña perfecta para la práctica del senderismo. ¿Sabías que en las profundidades del lago Enol se encuentra una imagen de la Virgen de Covadonga? Detén tu moto, no tengas prisa y respira la paz de rincón perdido entre montañas 

A unos 2 km aproximadamente, y siguiendo por la misma carretera, llegarás hasta el lago Ercina. Ten cuidado porque es bastante habitual que el ganado esté suelto por la zona. Este lago se encuentra situado a unos 1.100 metros de altitud. Puedes llegar hasta su orilla caminando por un verde prado en el que las vacas pastan a sus anchas. Lo cierto es que es una escena de lo más bucólica que te alejará de la estresante realidad. 

Los lagos de Covadonga se encuentran separados por la Picota de Enol que los ubica a unos 600 metros el uno del otro. Puedes acceder al mirador de Entrelagos para obtener una impresionante vista de ambos, uno a cada lado de la montaña. 

Existe un tercer lago más pequeño, pero no por ello menos atractivo. Se trata del lago Bricial y su acceso se realiza a través de los senderos que se pueden ver indicados en los caminos. Este lago tiene menos fama, ya que solo es posible verlo con agua durante épocas de intensas lluvias. Cuando la acumulación de agua lo permite, se forma un torrente que desciende por el valle glaciar del Resecu para desembocar en la Vega del Bricial. Si durante tu visita a los lagos quieres obtener más información, puedes acercarte hasta el Centro de Visitantes Pedro Vidal. El acceso es gratuito y en sus alrededores se hallan además las minas de Buferrera. El lugar perfecto para conocer la tradición minera asturiana. 

Cuál es la mejor época para subir a los lagos en moto

El acceso a los lagos de Covadonga es libre a lo largo de todo el año, pero tiene algunas restricciones durante la temporada alta. Es decir, en Semana Santa, durante el verano y en algunos festivos. Por lo tanto, no podrás acceder a esta zona de los Picos de Europa con tu moto salvo que elijas otra fecha. O a no ser que subas antes de las 8 de la mañana, en cuyo caso podrás bajar cuando quieras, ya que el acceso de subida es el único que está restringido. 

Para subir a los lagos de Covadonga en temporada alta, y después del horario permitido, existe un autobús que funciona desde las 9 de la mañana y hasta las 7.30 de la tarde. El precio del billete es de 9 euros para los adultos y de 3.5 euros para niños menores de 12 años. Los niños menores de 3 años viajan gratis. 

Si no te asusta el frío, has de saber que una de las mejores estampas es la de los lagos de Covadonga nevados en pleno invierno. No tendrás problemas en subir por la carretera con la moto, ya que el camino suele estar limpio tras cada nevada. De lo contrario, el acceso permanecería cerrado. ¡Anímate porque merece la pena! 

Qué ver en Covadonga

Covadonga es una pequeña parroquia del concejo de Cangas de Onís con muchos misterios por descubrir. Este es el lugar desde el que Don Pelayo expulsó a las tropas del al-Andalus en la batalla de Covadonga, arrojando piedras y flechas contra el enemigo. Estamos seguros de que este enclave te marcará para siempre. Estos son los lugares imprescindibles que ver en Covadonga. 

Santa Cueva

Alza la vista y podrás ver, incrustado en la roca del Monte Auseva, el Santuario que alberga la tumba de Don Pelayo, así como la imagen de la Virgen de Covadonga. Otro espectáculo allí presente es el “chorrón”. Una cascada del río Mestas procedente de la Vega de Orandi y cuyo cauce renace bajo los pies de la Santa Cueva. Fíjate bien en el fondo de su embalse. Verás cómo las monedas se acumulan allí como prueba de los deseos pedidos a la Santina por sus devotos. ¿Ya tienes pensado el tuyo? 

Por último, en el lado izquierdo de este Santuario podrás acceder por un pequeño camino a la conocida como Fuente de los Siete Caños. Si consigues beber de manera seguida de todos ellos, la tradición asegura que te casarás en un año. 

Basílica de Santa María la Real de Covadonga

Este templo de culto católico es de estilo neorrománico y data del siglo XIX. La Basílica de Santa María la Real de Covadonga se encuentra sobre una gran explanada con aparcamiento. Este edificio destaca por su planta de cruz latina cuyos brazos laterales desaparecen en el interior. En la puerta de acceso a este templo se hallan los bustos de Sanz y Forés y Martínez Vigil, importantes promotores de su construcción, junto con el escultor Mariano Benlliure. Pero lo que, indudablemente, hace espectacular a esta basílica es el maravilloso paisaje que lo rodea. No es de extrañar que sea uno de los lugares más fotografiados de Covadonga, junto con la estatua de Don Pelayo, primer rey de Asturias. 

Casa Capitular 

Un poco antes de la Basílica de Santa María la Real de Covadonga, en el lado izquierdo podrás encontrar la Casa Capitular. Este edificio, construido a principios del siglo XX, alberga el Museo de Covadonga. Un espacio digno de visitar, ya que sigue conteniendo obras de gran valor en su interior. Por ejemplo, la corona de la Virgen de Covadonga y el Niño, creadas por el joyero ovetense Félix Granda Buylla en 1918, año de la coronación canónica de la Santina. 

Cómo bendecir tu moto en Covadonga

Muchos moteros acuden a Covadonga no sólo para disfrutar del placer de rodar por sinuosas carreteras o contemplar paisajes increíbles de un verde intenso, sino también para recibir la bendición de su fiel compañera de dos ruedas. Este ritual se puede hacer de dos maneras. Tienes la opción de coger agua bendita de la Basílica o la Fuente de la Cueva Santa para salpicar tu moto pidiendo seguridad en tus rutas o bien localizar a algún sacerdote de la parroquia, con el fin de que proceda con la invocación de Dios para la protección de la moto y su piloto. 

Para culminar tu escapada a los lagos de Covadonga, te recomendamos que regreses por la carretera que une Arriondas y Ribadesella (N-634). Es precisamente en este último lugar donde te espera una de las mejores experiencias que puedas vivir sobre dos ruedas: acceder a Cuevas del Agua por una cavidad natural de unos 300 metros de longitud que conforma el único acceso a este bonito pueblo. ¡A qué esperas!

Esperamos os guste les saludamos desde Las Casas Del Valle

No responses yet

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.