Las Casas Del Valle

Asturias es una tierra preciosa plagada de múltiples encantos. El Paraíso Natural por excelencia, esconde rincones maravillosos. Sus playas salvajes, su escarpada costa, sus verdes montañas y, por supuesto, sus sinuosas carreteras, perfectas para una escapada en moto. Si quieres conocer esta región a lomos de tu fiel compañera de dos ruedas, no te puedes perder, a continuación, las carreteras más bonitas del Principado. 

Las mejores carreteras de Asturias para moteros

A lo largo de todo el territorio astur podemos encontrar una gran variedad de paisajes impresionantes. Esta riqueza natural hace que Asturias sea una de las comunidades favoritas de los amantes de las dos ruedas. Ya sea por la costa o por el interior, el Principado nos regala serpenteantes carreteras rodeadas de increíbles vistas.

La Encrucijada

La Encrucijada es la carretera que une Villaviciosa (AS-255) con Infiesto (N-634). Se trata de un recorrido lleno de curvas, en el que la carretera es bastante amplia. Para llegar hasta ella, no es necesario entrar al pueblo de Villaviciosa. Una vez en la primera rotonda, coge la primera salida hacia la derecha, en dirección a Amandi. Este es el lugar donde se encuentra el Llagar Cortina. Aquí podrás disfrutar de una buena fabada o de unos culines de sidra. Por este motivo, la mayoría de moteros hacen esta ruta desde Arriondas. Para finalizar el día dándose el gustazo de probar los manjares de esta tierra. Un detalle a tener en cuenta es que esta carretera cuenta con un par de badenes que están bien señalizados, pero con los que hay que tener un especial cuidado. El paisaje durante este tramo está coloreado de diferentes tipos de verde y acompañado de pequeñas casas de pueblo en sus orillas. 

Puntal – Tazones

El Puntal es un pequeño arenal ubicado al margen derecho de la ría de Villaviciosa. La belleza de este tramo de litoral ha sido declarado Reserva Natural. Su acogedora playa y su zona arbolada es ideal para una primera parada en moto. Si vas por Gijón has de coger la N-632 dirección Villaviciosa y seguir las indicaciones. Esta carretera es impresionante, con curvas a la izquierda bastante pronunciadas. Puedes optar por ir por la parte de arriba, desde la que verás todo El Puntal o bien llegar hasta justo antes de la entrada a Villaviciosa, para girar a la izquierda donde están las señalizaciones de El Puntal y Tazones. 

Continúa tu ruta siguiendo el perfil de la ría. Mira bien a tu alrededor, porque estás ante uno de los estuarios de mayor riqueza biológica de todo el norte de España. Según te vayas acercando a la desembocadura de la ría, verás el puerto del Puntal. Allí podrás dejar la moto bajo una arboleda a la sombra, para poder tomar un delicioso café o dar un tranquilo paseo por el pantalán. Tras el descanso, cogeremos de nuevo la moto para volver a bajar por una serie de curvas enlazadas que nos llevarán a un cruce dirección a Tazones. Gira a la derecha para conocer uno de los pueblos más bonitos de todo el país. Se trata de un precioso pueblo costero, cuya estampa te dejará muy sorprendido. Baja hasta el puerto y prueba el arroz con “bugre” en alguno de los restaurantes allí presentes. ¡Es una auténtica delicia!

Berbes – El Fito

Si nos dirigimos hacia el oriente asturiano por Villaviciosa hacia Lastres y Colunga, nos encontramos con un tramo de carretera que nos permitirá disfrutar de la moto al máximo. Una vez en la rotonda de Colunga (la reconocerás porque está presidida por un gran dinosaurio), tenemos dos opciones: subir hasta el mirador del Fito o llegar a Ribadesella por la carretera de Berbes. 

El mirador del Fito es uno de los puntos de encuentro preferidos por los motoristas. Desde allí se puede llegar hasta Arriondas. La subida de unos 10 km se inicia por la AS-260. Al principio la carretera te llevará por el lateral de la montaña que, poco a poco, se irá abriendo para mostrarte a su derecha unas increíbles vistas de las playas de Caravia, playa Espasa, Colunga y Lastres. Cuidado durante la subida, porque hay curvas bastante pronunciadas. Además, durante el recorrido, puedes toparte con restos de excrementos de animales que, fácilmente, desestabilizan la moto, si los pisas. Una vez que llegues al mirador, encontrarás una pequeña explanada en la que dejar a tu fiel compañera. Sigue el pequeño camino a pie que te conducirá a una torreta de hormigón, desde la cual las vistas parecen sacadas de una historia de aventuras. 

La segunda opción es seguir dirección Berbes en la glorieta de Colunga. Esta carretera nos conduce directamente hasta Ribadesella: la capital del piragüismo mundial. Este tramo te llevará por la costa hacia Caravia. En la carretera de Berbes hay que tener especial cuidado justo en la entrada del pueblo, ya que hay una curva de derechas muy pronunciada, la cual te va sacando hacia el exterior. El resto del camino es todo un baile de curvas de todo tipo que te dejarán maravillado. 

Ribadesella – La Cuevona

Una vez en Ribadesella, no puedes perderte una de las mejores experiencias que puedes vivir en moto en Asturias. Cruzar sobre dos ruedas La Cuevona de Cuevas del Agua. Una de las pocas cavidades naturales del mundo, por las que serpentea una carretera. Para llegar a este paraíso, hay que desviarse hacia las Cuevas de Tito Bustillo y seguir dirección La Huertona, La Piconera y La Sardalla. Esta ruta merece la pena hacerla despacito, para disfrutar del encanto de la naturaleza que adorna sus alrededores, como los restos del Palacio que se pueden ver desde la carretera. En Sardalla coge el desvío hacia la izquierda, dirección Cuevas del Agua. 

¿Sabías que este pueblo es el que tiene el mayor número de hórreos de todo el municipio de Ribadesella? Una estrecha carretera te llevará hasta la entrada de La Cuevona. Único acceso de entrada y salida a la aldea de Cuevas del Agua. Pasa despacio con la moto y observa a lo largo de sus 300 metros de longitud, la grandiosidad de sus bóvedas, sus magníficas formaciones calcáreas que, por su belleza y extensión, algunas reciben el nombre de “Las Barbas de Santiago” o “La lengua del diablo”. 

El pueblo de Cuevas del Agua goza además de una situación privilegiada, a orillas del río Sella y al pie de la montaña. Desde aquí puedes emprender una curiosa caminata a pie, la ruta de los molinos que parte del propio pueblo y que te permitirá descubrir el curioso funcionamiento de estos ingeniosos inventos hidráulicos. 

Descubre Asturias en moto y experimentarás una sensación que no olvidarás nunca. ¡Te esperamos!

Espero les guste, déjanos tu comentario y te saludamos desde Las Casas Del Valle

No responses yet

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.